- Decepción

Quizá es una de las peores cosas que he tenido que sentir desde hace mucho tiempo. Ese sentimiento de angustia, de desesperanza, de decepción...

Es imposible soportar que algunas de las personas a las que más quieres se olviden de ti. "No me ven, y como no me ven no les importa que yo sufra".

Y ¿qué hago si ya no me quedan fuerzas?

Difícil respuesta, y más cuando esos a los que llamabas amigos te apagan como si de una llama se tratase. Una llama, (ya llamita) que se va haciendo pequeña hasta desaparecer.

Invisible, invisible para los que te importan y eso, eso te hace sufrir. Necesito que me des la mano...

Necesito que me vean, que me oigan, que me demuestren que me aman. Que se den cuenta que estoy mal y me ayuden, pero ya es tarde.

No puedo seguir poniéndome la careta, no soy tan buen actor. Toca poner el cambio y decir adiós, lo siento pero no pude hacer nada.

- Querida falsedad, mi compañera de viaje. Te digo adiós.

1 comment

David C. 5 de julio de 2011, 4:21

a veces la vida no es como queremos. sólo nos resta seguir luchando por nuestros ideales.

Publicar un comentario