- Querido monstruíto de la tristeza

Te escribo para comunicarte que al fin he podido desprenderme de ti. Tengo que decirte que eres demasiado malo, pero al final te cogí cariño querido amigo. Permíteme decirte también que hemos pasado buenos momentos juntos pero lo siento, ha llegado el momento de ser sincero: soy FELIZ.

Y bueno así empiezo la entrada de hoy porque necesitaba contaros que soy feliz a pesar de no haber pasado por uno de mis mejores momentos (todo hay que decirlo). Pero, realmente, ¿Qué importan todas esas cosas malas que nos pueden pasar? NADA.

No es fácil, pero ante los momentos malos es mejor ponerle fuerza y sacar una sonrisa.

BE HAPPY. Qué cursi, ¿no?

2 comments

fergie 29 de julio de 2011, 0:30

Que bonitas palabras!
y es muy cierto.. pero recuerda que lo bueno cuesta!
gracias por pasarte!

besitos Ü

Mandy 29 de julio de 2011, 2:15

Tu entrada me dió ánimos, hahaha. Me encantó. Besooos.

Publicar un comentario