- Detenidos en un momento

¿Qué tal queridos bloggers? Hoy yo estoy muy muy bien, ha sido un día genial, con muchísimas cosas y muy variadas. Además he ido a cenar a una pizzería que os recomendaría pero no me acuerdo el nombre (jaja). El caso es que me ha encantado, pero bueno voy a lo importante hoy traigo otro off. Este es muy especial porque trata de eso que nos da tantas comeduras de cabeza: perdonar.

Para transitar algunos dolores, para poder abrirnos a ellos hay que animarse a perdonar.Perdonar es soltar la culpa, dejarla ir. La culpa es un ancla que nos detiene.Al perdonar, al soltar la culpa, nos soltamos nosotros. Nos permitimos avanzar.Castigarnos una y otra vez por algo que no podemos cambiar nos detiene en el tiempo.Hay que salirse de la huella, de esos pasos que nos llevan una y otra vez al mismo camino.Perdonar, perdonarse, es crecer.Hay que animarse a avanzar, a no repetir las mismas respuestas a los mismos problemas.Nos cuesta perdonarnos y eso nos destina a quedarnos congelados en el error que cometimos. No perdonarnos es nuestra forma de castigarnos.Perdonar es más que perdonar a otro, es entender que no somos culpables de las impotencias de los otros.Cuando repetimos aquello que nos hace mal en realidad es nuestro interno por repararlo. Es un intento porque aquello que fue no sea.Cuando volvemos al mismo sentimiento buscamos la chance de cambiar lo que pasó. Un imposible.Perdonarse es soltar la culpa de existir.Hay deseos muertos, que nos atan, nos detienen en el camino. Están los otros, los que nos empujan, los que nos abren el camino.Los deseos muertos quieren cambiar lo que no se puede cambiar. Nos hacen mirar atrás, niegan el perdón y la posibilidad de perdonar.Perdonar es dejar en el pasado lo que es el pasado. Es acomodar ese trauma en donde corresponde. Es reconstruir desde las ruinas. Es cerrar esa puerta. Es dejar que el tren avance. Es volver a jugar el partido. Es afirmar la propia identidad. Es animarse a ser otro. Es superar nuestros miedos. Es enfrentar nuestros miedos. Es luchar contra nuestros demonios. Es reencontrarse con uno mismo.Perdonar y perdonarse es soltar eso que nos tiene detenidos en el tiempo, y al fin poder avanzar.

Y bueno todo lo que habéis podido leer me ha servido y ayudado mucho porque antes para mí era muy difícil perdonar pero ahora sé que si no lo hago siempre va a haber algo que va a tirar de mí en mi camino.


PERDÓN, NECESITO AVANZAR.

7 comments

Barbi 19 de agosto de 2011, 4:38

Escribes muy bonito, me gusta tu blog :3. Te sigo, me sigues? Y si queres deja un lindo comentario como hice yo :). Besitos ♥

http://barbaraguzmywold.blogspot.com

Marietta 19 de agosto de 2011, 9:13

Me encanta el post de hoy!!
Qué razón tienes! y Qué bien te expresas!
No dejas de sorprenderme.
Un abrazo.
Pd. pásate por mi blog que tienes un premio esperándote.

Natalia 19 de agosto de 2011, 12:04

Sé que tienes razón con lo que has puesto, pero esta vez no sé si pueda olvidar lo ocurrido.
Te quiero ant:)

Adela 19 de agosto de 2011, 15:51

A mi siempre me ha sido fácil perdonar, pero cometo muchos errores que la gente no puede perdonarme, como lo que me paso hoy.
Gracias por tu comentario. un beso

Laura 19 de agosto de 2011, 16:00

Me gusta mucho este off, la verdad es que de los mejores que he leído aquí.
Yo soy una persona que siempre perdona todo, no sé por qué, me gusta regalar oportunidades e incluso cargar con parte de culpa.
Todo el mundo tiene derecho a cometer errores :)
perdonar es una forma de salir adelante.
Me ha encantado
Un beso! ^^

un par de lacasittos 19 de agosto de 2011, 17:40

Gracias por pasarte y leerme. Me gusta tu blog, así qe también te sigo! ;)

un besito!=)

La chica de los sueños de cristal 19 de agosto de 2011, 19:27

A mí no me cuesta perdonar. Pero olvidar se me hace difícil no, imposible...

Publicar un comentario